Primavera Sound 2012

Texto y fotos por Quim Cabeza

Jueves, 31 de mayo 
Después del preámbulo que supuso las actuaciones gratuitas del miércoles en el Arco de Triunfo de la ciudad condal con la presencia oficiosa de THE WEEDING PRESENT, WALKMEN y los bien intencionados THE BLACK LIPS, el jueves en el recinto del forum comenzó la programación oficial de la nueva edición del Primavera Sound. 
Eso es, con el excelente “Icky Mettle” –reeditado recientemente-, los norteamericanos tenían suficientes argumentos para resurgir después de haber estado durante un tiempo en otros proyectos fuera de THE ARCHERS OF LOAF; sólidos, comprometidos y con la baza de ese magnífico debut, los de Calorina del Norte cumplieron con las expectativas, saldando un concierto en su línea sonora – desconcertante y aguerrida-, y con algunos momentos, sin duda, brillantes. 

The Afghan Whigs

El relevo fue para THE AFGHAN WHIGS que con su reciente reagrupación apetecía escuchar esta nueva etapa del grupo de Greg Dulli. Han perdido fuelle –tenían mucho-, pero cuando empezaron a descargar las joyas de su modélico “Gentleman”…, reconozco estar perdido y aturdido por la grandeza de este disco. Poco antes de la diez de la noche, el paisajismo introspectivo de DEATH CAB CUTIE devolvía a sus seguidores la aroma de sus primeros discos, ya que su nuevo trabajo, “Codes and Keys”, recupera, de algún modo, la esencia de sus comienzos. No apareció la mejor estampa de Ben Gibbard pero tiraron de oficio para no dejar un mal sabor de boca. 

Wilco

WILCO se han convertido en otro de los grupos emblemáticos del festival. Debo ser sincero y reconocer que no consiguieron convencerme el año pasado y tampoco me conmovieron esta vez. Y me tienen el corazón robado… pero hay que ser objetivos y decir que los espacios grandes no les sientan bien. No hay más. Los he visto en teatro y las dinámicas de su folk se multiplican por diez mil, allí todo funciona y se entiende…pero al aire libre, la música se la lleva el viento. 
Cambio de registro con la presencia de THE XX. Los vi hace un par de años con la presentación de su enorme disco homónimo de debut y me convencieron. Su perorata no es para montar una fiesta, pero ese new wave ochenteno de marchas largas y lentas, funcionó. Lo que escuché el jueves fue, prácticamente, el mismo concierto pero con menos de chispa y algunos temas nuevos; así que poco que añadir. 
Como cierre al día aposté a “caballo-ganador”. Con FRANZ FERDINAND sabes que lo pasarás bien, que no habrá sorpresas, pero que cuando lleguen los pelotazos…todos a saltar. Ellos saben perfectamente cuál es la fórmula y cómo aplicarla. Así es como un grupo de chavales de Glasgow puede mover todo el forum a ritmo de “This Fire” o “Take me Out”. ¡Lo hicieron!

Viernes, 1 de junio de 2012

The Cure

Sin duda fue el día más fuerte de festival con la presencia de The Cure y algunos grupos de nueva generación muy apetecibles. De salida, decidí abrir la tarde del viernes con otra leyenda independiente como son THE CHAMELEONS. Siempre al margen de todo, el proyecto de Mark Burgess ha sido una lucha constante por mantenerse fuera del influjo empresarial que engloba el negocio de la música. Fueron una gran banda en los ochenta: todo un referente a la emotividad, con su épica vocal y esos parámetros atmosféricos tan sombríos. Y aunque reconozco parte de ese legado cuando los escucho en la actualidad, ya no me llega esa plenitud sonora que destilaba el grupo hace treinta años porque lo actual suena más ramplón. Eso sí, los temas están y joyas como las que aparecen en “Strange Times” o “What Does Anything Mean? Basically” te obligan a rendirte ante la evidencia de su pasado. 

Rufus Wainwright

El segundo “round” del día lo pasé con RUFUS WAINWRIGHT y su excelente banda de apoyo. Clásicos del cantante junto a los temas de su nuevo “Out of the Game” mostraron la línea impecable de un tipo dotado para la música. Todo lo hace fácil, digerible…desde su perspectiva de pop contemporáneo, desacomplejado y astuto. Un artista completo, sin duda. Achacable el orden de su cancionero y algunos problemas de sonido pero, aún así, hizo un buen concierto. A las diez y cuarto, el plato fuerte del festival asomaba por el escenario grande del recinto, Robert Smith envuelto en su áurea de oscuridad y ese “look” legendario. Es así como The CURE pisó el escenario grande del Primavera Sound para repasar más de treinta años de música. Sin riesgo ninguno: lo esperado es lo que sonó, como todos esperaban que sonase y en el orden en que lo hizo. ¿Previsible? Sí. ¿Algo automatizados? Sin duda. ¿Clásicos? ¿Alguien lo duda? The Cure pasaron y se fueron, eso sí, después de tres horas de concierto. 
Por coincidencias de horarios, CODEINE, THE DRUMS y M83 tocaron al mismo tiempo, pero puedo esgrimir que mientras M83 no me despertaron lo que esperaba -aún teniendo el delicioso “Hurry Up, We’re Dreaming” en el mercado-, por su parte, The Drums defendieron su último trabajo con oficio soltando estratégicamente los balazos que incluyó su gran disco de debut. Y como cierre al viernes, THE RAPTURE. Probablemente uno de los mejores conciertos del festival. Y lo digo con la boca llena…de argumentos: por sonido, por propuesta… y porque fueron capaces de hacer bailar a las 40.000 personas del recinto como ningún otro grupo lo ha hecho en la presente edición a las 2 de la madrugada. Con su mixtura de pop, funk y electrónica, los neoyorquinos la liaron bien liada con pelotazos magnéticos como “Miss You” o “How Deep is your Love?”. ¡Fantásticos!

Sábado, 2 de junio
¿Y para el sábado? De entrada la ausencia de BJORK… que ni SAINT ETIENNE ni su excelente “Foxbase Alpha”, ni los encantos vocales de Sarah Crackwell… ni Santa Rita hicieron olvidarla, hecho que se visualizó en el descenso moderado de público. Pero, sea como fuere, ahí estuvo el trío londinense para ofrecer un buen concierto. 

Lisabo

Para rendimiento en directo, LISABÖ. Los de Irún desplegaron toda la artillería frente al mar Mediterráneo, combinando algunos de sus cortes clásicos con la generosidad creativa de “Animalian Lotsatuen Putzua”. ¡Soberbios! Como buena fue la propuesta de Dominique A y su reciente  “Vers Les Luers” donde vuelve a dar un giro musical más a su eterna inquietud creativa. 
También notable fueron las dos proposiciones de CHRISTINA ROSENVINGE –en formato electrificado y en acústico-, con su confirmación en la escena independiente –cuánto cuesta purgar los pecados del pasado-, y discos tan recurrentes como “La Joven Dolores” o su actual “Un caso sin resolver”. 
También REFREE –que colaboró con CHRISTINA ROSENVINGE poco después-, unas horas antes y bajo un sol de justicia, realizó un excelente concierto. Sus canciones sonaron muy bien, con ese eclecticismo tan personal –en ocasiones muy pop, con conceptos jazzísticos e interacción directa con el folk-, y un disco, su último “Matilda”, con magníficos temas. Bé, nano! Otro de los interrogantes a la confirmación estaba en BEACH HOUSE. Todo el mundo conoce el magnetismo de “Teen Dream”, y el olfato de Victoria Legran y Alex Scally pero hacía falta escuchar si lo nuevo representaba un paso adelante o… Al final, difícil discernir qué ocurrirá con la pareja porque hubo de todo: algún momento brillante, innegable, y bastante de “más-de-lo-mismo”. 

Hanni El Khatib

Como “más-de-lo-mismo” me parecieron WILD BEASTS; un proyecto trabajado, con buenas sensaciones, incluso con algún corte interesante pero estructurado en lo que actualmente se destila, sobre los mismos parámetros folkies y sin definir algo realmente original. Como cierto es que HANNI EL KHATIB tampoco vende originalidad, ya que su propuesta bebe del r’n’r de los cincuenta. Sí, pero en directo funciona a las mil maravillas. Hijo de padre palestino y madre filipina, este californiano asentado en Los Ángeles es el reflejo de la coctelería estilística de Norteamérica; con base en el r’n’r pero con influjos del blues, el garaje…, los destilados atormentados que respira su guitarra traducen la aspereza de su único trabajo hasta la fecha, “Will the Guns Come Out”. Si alguien me dice ver tras él a Bo Diddley, Joe Spencer Blues Explotion o The White Stripes, le daré la razón; como también que la influencia de su productor (Dan Auerbach, de The Black Keys) es evidente. Pero, aún así, el disco de Hanni El Khatib es magnífico, como su crudo y seductor directo. Y tras la baja de la islandesa, KING OF CONVENIENCE se convirtieron en lo más “conveniente” de la noche, con ese pop tan perfilado y pausado que determinó las pautas de interpretación del folk en los países nórdicos -en Noruega para ser exactos- con un fantástico trabajo de 2001 titulado “Quiet is the New Loud”. Para el Primavera Sound, la presentación de los nuevos temas que conformaran su próximo trabajo de estudio y el obligado repaso a esos diez años de trayectoria. Lo cierto es que las sensaciones que me producen al escuchar sus discos se traducen en sinónimo cuando les veo en directo: les reconozco su valía melódica pero me sigue pareciendo un proyecto sin cafeína.
YO LA TENGO… a lo suyo. También es otro de los grupos que ha tocado en el festival unas cuantas veces; esta será su cuarta visita. Estuvieron bien es todas sus vertientes pero sin alterar en exceso las constantes vitales de la audiencia con la presentación de los nuevos temas. Por su parte, JUSTICE –dúo francés formado por Gaspard Augé y Xavier de Rosnay-, vino con su personalísimo show de concepto pesado de electrónica progresiva, para demostrar si todo aquello de la “crucecita” era verdad. En fin, apretaron el “play” y la gente a disfrutar.

Richard Hawley

Para el domingo, nueva propuesta gratuita y popular en Arc de Triomf de la ciudad, con el lúcido folclorismo de LORENA ÁLVAREZ Y SU BANDA MUNICIPAL, la personalísima propuesta de JOE CREPÚSCULO, el intimismo de NACHO VEGAS, la épica de YANN TIERSEN y el desbordante talento de RICHARD HAWLEY que cerró de forma espectacular el festival. En fin, esto es lo que ha dado de sí la edición de 2012 del Primavera Sound. Un festival que sigue creciendo –unas 115.000 personas pasaron por el recinto (40% foránea y 60% local, aproximadamente) y unas 150.000 en la totalidad del festival-, expandiéndose, programando de forma más ecléctica año tras año y produciendo uno de las mejores concentraciones musicales del planeta. Hasta el año que viene.

 

Texto y fotos p©r Quim Cabeza

http://www.indyrock.es/primaverasound.htm

http://www.flickr.com/photos/quim_cabeza/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s